Vodafone ha desatado una nueva carrera por la velocidad en la banda ancha fija en España. La teleco anunció el pasado viernes que empezará a ofrecer 1 Gbps de descarga a través de su red de fibra a partir del 25 de septiembre. Una oferta, desde 65 euros al mes, que estará disponible inicialmente para cuatro millones de unidades inmobiliarias. Ahora la expectación en el mercado se centra en saber cuál será la respuesta de sus principales competidores, Telefónica y Orange.