La nueva marca ofrece 100 megas de Internet y llamadas ilimitadas por 45 euros en las principales ciudades y prohíbe el envío de publicidad a los clientes.

Telefónica ha decidido tirar los precios con su nueva marca de bajo coste en España, O2, que según asegura  la compañía está llamada a revolucionar el mercado de las telecomunicaciones español no solo por las tarifas sino por su nueva manera de relacionarse a través del servicio de atención al cliente. El grupo que dirige José María Álvarez- Pallete entra así de lleno en el lanzamiento de su marca en la fuerte lucha de precios que libran las operadoras para ganar clientes.