La compañía ahorrará 300 millones al no comprar el fútbol. El grupo anunció en julio una nueva estrategia en el área de terminales.

Vodafone España sigue analizando futuras medidas ante el nuevo escenario comercial, una vez tomada la decisión de abandonar el fútbol, con los ahorros que le van a suponer. Estos derechos televisivos, en su conjunto, suponían un coste anual total para la operadora cercano a 300 millones de euros, según las estimaciones del banco de inversión RBC Capital.

La Secretaría de Estado para la Sociedad de la Información y la Agenda Digital (Sesiad), dependiente del Ministerio de Economía  y Empresa, dará comienzo este miércoles, a partir de las 10 de la mañana, a la primera subasta de licencias de espectro para el 5G, en la que pujarán sólo las cuatro grandes operadoras de telecomunicaciones presentes en España: Telefónica, Vodafone, Orange y MásMóvil. El resultado de cada jornada se dará a conocer, según precisan desde la Sesiad, a partir de las 18:00 horas a través de la web del ministerio.

La nueva marca ofrece 100 megas de Internet y llamadas ilimitadas por 45 euros en las principales ciudades y prohíbe el envío de publicidad a los clientes.

Telefónica ha decidido tirar los precios con su nueva marca de bajo coste en España, O2, que según asegura  la compañía está llamada a revolucionar el mercado de las telecomunicaciones español no solo por las tarifas sino por su nueva manera de relacionarse a través del servicio de atención al cliente. El grupo que dirige José María Álvarez- Pallete entra así de lleno en el lanzamiento de su marca en la fuerte lucha de precios que libran las operadoras para ganar clientes.

MásMóvil comenzó el año con captación récord de clientes en un trimestre. Entre enero y marzo de este año, el operador sumó 400.000 nuevos abonados hasta un total de 5,94 millones, de los que 5,3 millones son de móvil y 647.000 de banda ancha.

De las nuevas altas, muchas arrebatadas a sus principales rivales (Movistar, Orange y Vodafone) por el procedimiento de la portabilidad, 257.000 son clientes de postpago móvil y 143.000 de banda ancha fija, siendo, en los dos casos, los mejores trimestres en captación alcanzados por la compañía, que agrupa las marcas comerciales MásMóvil, Yoigo, LlamaYa y Pepephone. Los clientes de banda ancha fija han crecido un 225% en un año, de los que más de la mitad son clientes de fibra.

Estamos envueltos en una época llena de inversiones tanto por parte de los operadores como del Gobierno. Si Rajoy anunció ayer que van a invertir 525 millones de euros en despliegue de fibra hasta alcanzar el 100% de los municipios en 2021 con el Plan 300×100, ahora es Vodafone quien más que duplica esa cifra para invertir en redes en los próximos tres años.

Vodafone ha solicitado al Banco Europeo de Inversiones (BEI) una cantidad de 600 millones de euros, con el objetivo de alcanzar un total de 1.257 millones de euros de inversiones dentro de su plan de tres años, que va desde el año 2017 al 2020.