Los sindicatos de Vodafone y de Ono han convocado cuatro jornadas de huelga contra el Expediente de Regulación de Empleo (ERE) para los días 21, 28, 29 y 30 de septiembre, según han informado este miércoles desde CC.OO.

El ERE plateado afectará a 492 empleados de la filial española de Vodafone y a 805 de Ono, que fue adquirida por el grupo británico el pasado año. Ono cuenta con una plantilla de 2.500 trabajadores y Vodafone emplea a 3.700 personas, por lo que el ERE afectaría al 20,9% del total de ambas empresas, que suman 6.200 empleados.

Los despidos afectarán en un 60% al personal de la antigua Ono y al 21% de la plantilla total de la operadora.

Vodafone estima entre 600 y 1.800 despidos por la fusión con Ono.

Vodafone ha comunicado este martes a los representantes de los trabajadores en España la apertura de un proceso de despido colectivo que afectará a un máximo de 1.300 empleados, el 21% de la plantilla, y les ha convocado para iniciar el próximo 1 de septiembre el periodo de consultas, debido al excedente de personal que se produjo tras la compra de Ono, informó la empresa en un comunicado.

En los planes iniciales, se estima que los despidos afectarán en un 60% a personal de la antigua Ono (780 empleados) y el restante 40% a plantilla de la matriz Vodafone (520 trabajadores). El ajuste está en la parte media de la horquilla que reconoció informalmente la compañía en diciembre, después de que se concretara la compra del Ono, aunque nunca anunció oficialmente el tamaño del ERE.

 

Vodafone España continúa registrando descensos en sus ingresos aunque aminora trimestre a trimestre la caída. En el primer trimestre de su año fiscal (del 1 de abril al 30 de junio de 2015) la compañía facturó un total de 1.235 millones de euros, lo que supone un descenso del 0,8% frente al mismo periodo del año anterior.

Por su parte, los ingresos por servicio en este primer trimestre alcanzaron los 1.113 millones de euros, cifra que confirma, un trimestre más, la desaceleración del ritmo de descenso de estos ingresos. Este indicador muestra una caída del 5,5% incluyendo el negocio de Ono, disminución inferior a la del trimestre anterior (-7,8% en términos orgánicos). Además, si se excluyeran los ajustes contables relacionados con el cambio de modelo de financiación de terminales, el descenso de los ingresos habría sido del 3,3%.

Los fabricantes Alcatel-Lucent, NEC y Nokia Networks, junto a las operadoras Deutsche Telekom, Orange y Telefónica, promueven un grupo de reflexión creativa sobre la arquitectura de redes móviles de la 5G.

El grupo 5G NORMA (iniciales en inglés de Nueva Arquitectura de Redes Adaptativas Multiservicio de Radio) forma parte de la iniciativa 5GPPP y trabajará durante un período de treinta meses, a partir de este mismo julio.

Su objetivo es crear y difundir pensamiento innovador en torno a la arquitectura de red móvil para 5G. Pero el grupo apunta más alto: “Definir el conjunto de la arquitectura de red móvil 5G, radio y redes básicas incluidas, para satisfacer las difíciles exigencias de multiservicio en 5G.”

Los consejeros delegados de las principales operadoras presionan a Donald Tusk, presidente del Consejo Europeo, para que agilice la reforma del sector de telecomunicaciones. En estos momentos la reforma está encallada entre el Consejo Europeo y la Comisión Europea (CE).

Según el Financial Times, los máximos responsables de Deutsche Telekom, KPN, Orange y Telefónica, entre otros, han firmado una carta dirigida a Tusk y a los 28 jefes de los Estados miembros en la que se les pide que “aceleren la reforma de las regulaciones”.

El Consejo y la Comisión han llegado a un punto muerto por lo que respecta al paquete de reformas propuesto por esta última.